Comunidad Tawantinsuyu

Casilda Pinche Sanchez viene de Pucallpa, gran ciudad de la Amazonia peruana, dónde fue discípula del famoso pintor Pablo Amaringo, el iniciador de una gran corriente de arte visionario vinculado a los rituales de la planta maestra Ayahuasca, medicina madre del bosque amazónico. Forja su camino uniendo la planta y el arte al igual que su maestro. ” En estos talleres, no se trata que ellos hagan todos el mismo cuadro, ni caigan en una representación estereotipada. Se trata de acompañar cada uno al encuentro de su propio espíritu. Cada uno puede recibir las mismas herramientas y metabolizarlas de acuerdo con su propia necesidad espiritual.

La mediación de una práctica artística sanadora reconecta a los jóvenes con la Sabiduría ancestral de su comunidad. Porque el arte da acceso a la Memoria subconsciente, es una puerta de acceso a un saber enterrado y olvidado. Somos conscientes que ellos todos no se harán unos artistas, pero sabemos también que el arte les ayudará a desempolvar su memoria y liberar sus espíritus. Aquí la gente no son Occidentales, ni distintamente autóctonas. Les pedí de donde venía su apellido, porque no son nombres españoles, son nombres indígenas! Es así comenzaron a interrogar los antiguos. Y finalmente recobrado la historia de la creación de Puerto Miguel, y el de la explotación de los océanos Índicos, de su antepasado Cocamas, en la época del boom del caucho … ”

En las pinturas de los alumnos de Nyi, podemos percibir la resurgencia de esta Memoria enterrada. Estas pinturas sintetizan el alma onírica y profundamente telúrica de los habitantes de los lugares, descendientes de los Resiguros, Andoques, Omaguas, Munichis, Shitibos, Panobos, estos pueblos perdidos para siempre por los efectos de la colonización. Es como si el alma de los ausentes hablaba a través de mitos y creencias que se reflejan en las creaciones de los niños de Yarapa.

¿Por que el arte?

Cuando comencé con la escultura, lo que más me impresionaba era la cantidad de personajes que salían de mis manos. Parada delante de esa otredad, detenía mis ojos en los suyos preguntándole, en espera de vanas respuestas ¿Quien eres? ¿Desde donde te vengo trayendo? ¿Cuándo y en que Tiempo tu y yo nos miramos así? La extrema quietud  de la greda era la respuesta. Poco a poco fui comprendiendo que la Memoria del Tiempo permanece dentro nuestro a la espera de ser re-descubierta. Las culturas arcaicas “vivían” el arte como simple expresión cotidiana siempre dispuestas a expresar el deseo, la necesidad, el agradecimiento o el mero servilismo doméstico. No eran grandilocuentes ni demandantes. Fluían de acuerdo a las necesidades del momento, no buscaban futuro ni gloria y, sin embargo, a causa de su impertinente humildad permanecen. Por allí anda la Venus de Valdivia testimoniando su tiempo. Por allá reposan yertos cuencos portando antiguos sabores. Por aquí rondan los vahos somnolientos de las Sagradas Pipas. Desde la quietud de los siglos misteriosas miradas protegen nuestros pasos para no perdernos del Camino. Cuando el arte pierde su capa y espada se convierte en lo que realmente es, Munay (Sentimiento) y, en ese estado adquiere el Poder necesario para cortar, anudar y restaurar la Memoria. Ukhu Pacha(de las generaciones que pasaron por estas tierras, donde están los Mallkis, nuestros Ancestros, semilla y procreación), Kay Pacha (este Tiempo) y Hanan Pacha( el tiempo que viene),  tejen y destejen para que lleguemos allí donde debemos llegar y es, desde ese convencimiento visceral, que me he convertido en su cómplice para intentar ayudar a mi Gente en este largo proceso de  Recordar. Con placer veo como las mujeres comienzan a hablar de lo que les fue relatado o, de aquello que sin ser relatado permanece en la ancestral memoria colectiva femenina. La muñeca con dos cabezas que he visto, sin duda rememora a la Pareja de Madres Ancestrales porque ¿desde dónde, si no es de ese rastro inmemorial, es que les viene llegando el “recuerdo” a esas señoras de la Comunidad de Yarapa, tan ajenas a libros de antropología o estudios de arte? Cierto día, uno de los alumnos de nuestra escuela moldeo en arcilla un enterramiento repleto de cuencos, flores y pequeñas esferas que simulaban piedras; sorprendida le pregunte si esa era la manera en que su comunidad adornaba a los muertos, él respondió sonriente: “No profesora a los muertos no se les entierra así”, mucho más extrañada continué con las preguntas. “¿Entonces, porque se te ocurrió que tu muerto necesitaría de todas estas vasijas si él ya está muerto?”. El niño volvió a reír, ahora mucho mas jocosamente. “ ¡Es para que cuando se regrese y tenga hambre encuentre que comer!”. Nuestro alumno tiene 10 años, apenas sabe escribir su nombre ¿quien ,sino la Memoria, es la que trabaja silenciosamente hasta que se expresa? En Occidente se dicen a media voz los nombres de nuestras Plantas Sagradas, el estigma que las persigue acabó por destinarlas a lo prohibido, sin embargo, en la selva, lo profano se sienta en la mesa del Sabio, retoma su lugar y, es en boca de los más Inocentes, que regresa a la Sacralidad para ser nuevamente nombrada  Medicina. ¿Porque el Arte? Porque el arte y la salud son Hermanos gemelos. Porque es a través de él que intentamos sanar, dejando belleza donde hubo dolor. Mientras Ukhu Pacha nos traza el Camino, Hanan Pacha lo alumbra para que el Kay Pacha tenga un paso más armónico. No hay Memoria que se resista a ninguna expresión del arte. Que nuestras Mujeres canten, bailen, esculpan, pinten y escriban porque son ellas quienes portan la llama de la Trasmisión. Regresemos a la Mamamanta*  o a la Matria  del poeta mexicano José Tlatlepas. Una Mamamanta memoriosa y alumbradora para que los niños de cada Comunidad a la que lleguemos, recuerden, sanen y repartan lo que han recibido con  muchos niños más. Una Mamamanta gobernada por artistas y no por políticos Ese es el compromiso que he adquirido con mis Ancestros. *Mamamanta: de la Madre y por la Madre, esto nos recuerda a la espiral de la vida en los Andes, es decir lo milenario mítico y lo contemporáneo (aporte de Maria Estelina Quinatoa,curadora de la Reserva Arqueológica del Banco Central del Ecuador. Otavaleña. Agradezco los aportes en lengua quechua a mis Hermanas Katia Gibaja y Ma. Estelina Quinatoa. Es necesario que nos reencontremos con nuestras lenguas de origen ya que solo ellas tienen las llaves que nos permitirá acceder a las profundas sutilezas de nuestro Conocimiento.

Aymara Falcón

 

¿Desea descubrir la Amazonía practicando el dibujo y la pintura? NYI Escuela de Arte lo acoge en Yarapa, lugar privilegiado al borde del río Ucayali. Lo invita a sentir la Naturaleza poderosa y mágica de la Amazonía, dentro de la Reserva Nacional de Pacaya Samiria. Vivenciar la Selva que modela la manera de ver y de vivir de la gente del río Ucayali . Y practicar un turismo solidario sustentable al participar en la escuela de arte destinada a los niños de Puerto Miguel. NYI ofrece talleres individuales o de grupo, con una duración de un mínimo de 7 días y un máximo de 30 días, que incluye alojamiento y alimentación completa en el Campamento NYI en Yarapa. Las clases están a cargo de los profesores de la escuela de arte y son dirigidas a los objetivos individuales o grupales, en base a la búsqueda personal de los participantes.

Cada participante podrá descrubir y profundizar en las técnicas de su elección, observando la flora y fauna local. NYI ofrece: 1. Pintura Neo Amazónica 2. Pintura de Paisaje 3. Dibujo 4. Modelo. El material es surtido. Las técnicas abordadas serán las del dibujo: carboncillos, pasteles, entre otros. Las de la pintura: oleo, acuarela, acrílica… Los del modelado: arcilla… Son 7 horas de práctica diaria. Paseos a lo largo del río y en el bosque serán organizados, siempre acompañado con su cuaderno de bosquejo. También iremos a pescar, admirar a los delfines rosados o simplemente reposar en una hamaca escuchando los sonidos de los animales y aves del bosque.

El precio incluye: 1. El material de trabajo artístico 2. El alojamiento 3. La alimentación (desayuno, almuerzo, cena)

Traer para uso personal:

Linterna Botas altas Repelente Gorra o sombrero

Su participación en los talleres permite sostener el proyecto de NYI Escuela de Arte, a  favor de los niños del pueblo de Puerto Miguel. Más información no dude en escribirnos a:

frances: pauline de mars : tsunkinuasa(at)hotmail.com

espanol, ingles: casilda pinche sanchez : chacrunita_2(at)hotmail.com